El objetivo principal es aportar una metodología de trabajo adecuada para efectuar el reconocimiento y la diagnosis correctos a partir de los síntomas de la existencia de las patologías en las edificaciones,  tanto en los procesos patológicos ya producidos como en  las funciones de mantenimiento preventivo en los edificios.

     Nuestros servicios también pueden suponer pruebas irrefutables a la hora de llegar a acuerdos en caso de litigios, donde entran en juego propietarios, empresas constructoras,  aseguradoras y otros agentes intervinientes en el proceso edificatorio.

 

   Aplicaciones  más frecuentes de nuestros servicios

     Con la tecnología de que disponemos, nuestros servicios no sólo son útiles para la localización de fugas de agua en canalizaciones, goteras, y filtraciones de agua en paredes y techos, sino también para innumerables aplicaciones tales como:

     - Localización de fugas de agua sin romper

     - Localización de fugas de calefación sin romper

     - Inspección de chimeneas y shunts (problemas de olores entre viviendas o mala combustión de calderas)

     - Localización de tuberías metálicas o plásticas ocultas

     - Localización de tuberías de calefacción bajo el suelo o empotradas

     - Realización de pruebas de estanqueidad en tuberías

     - Estudio de pérdidas térmicas

     - Detección de aislamientos deteriorados, húmedos o mal instalados

     - Puertas/ventanas con mal cierre

     - Pérdidas en cámaras frigoríficas

     - Análisis de daños por humedad, tanto en interiores como exteriores

     - Planificación de reformas, ampliaciones y rehabilitaciones

     - Detección de defectos de construcción

     - Prevención anticipada de aparición de moho

 

    La mejor cualidad de alguna de las técnicas empleadas, es que lo representa de una manera visual, rápida, sin producir deterioros, y sin contacto físico, que podría resultar peligroso,  sin interferir con las labores habituales de los ocupantes del edificio.

    Entre otras utilidades, nuestros sistemas proporcionan una información muy valiosa al determinar la localización exacta del origen de los daños, lo cual evitará costosas reparaciones y roturas innecesarias previas.

    Para los casos de difícil localización, también disponemos de equipos detectores de tuberías, tanto metálicas como no metálicas, así como  localización de cables subterráneos.

 

  Inspecciones de cubiertas en los edificios

    Los problemas de humedades o fallos de aislamiento se pueden detectar con rapidez y precisión. Esto permite ceñir los trabajos de reparación al área afectada, con lo cual se reducen costes.

 

  Experiencia de nuestra tecnología en edificación

     Una imagen vale más que mil palabras, y por ello, en las distintas secciones de nuestra web se detallan diferentes situaciones en las que se han utilizado nuestras técnicas en el ámbito de la edificación, para mejorar la habitabilidad y/o uso para el que está destinado el edificio, e incluso para hacer visibles patologías.

     Hoy en día, la detección de fugas usando gras traza, resulta un método ampliamente fiable. Mediante este método, se pueden localizar con precisión incluso fugas minúsculas en sellados, juntas, válvulas, etc. La detección minuciosa de fugas permite llevar a cabo una rápida reparación de las mismas con el mínimo coste.

     Mediante nuestros instrumentos de medición digital de humedad, tanto en superficie como en profundidad, con lo cual en tiempo real pueden detectarse rápidamente superficies de paredes, suelos, y techos, la distribución de humedad, facilitando la localización del origen de la humedad.

     Con nuestros equipos también podemos inspeccionar las zonas dañadas de máquinas e instalaciones, tuberías y huecos, realizando un análisis óptico de tuberías y oquedades, así como orificios, canales de ventilación, chimeneas, desagües, etc., todo ello en pro de la localización exacta de problemas constructivos.